Feeds:
Posts
Comments

Archive for September, 2009

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2009/09/28/hoy/nacionales/1939001.asp#

cauCes de los ríos en chiriquí son afectados por las hidroeléctricas

Ambientalistas cuestionan falta de acción del Gobierno

El proyecto hidroeléctrico Los Planetas 1, de la empresa Saltos del Francolí, inició su construcción en el río David.

MEDIDAS. Desde el pasado mes de julio, los activistas ambientales solicitaron al Gobierno que suspendiera todos los proyectos hidroeléctricos para que sean evaluados. LA PRENSA/Sandra Alicia Rivera1270957

Sandra Alicia Rivera
dolega, chiriquí

nacionales@prensa.com

Los ambientalistas denunciaron que el río David está siendo destruido por la construcción de una hidroeléctrica en este afluente y hacen un llamado de atención al presidente de la República, Ricardo Martinelli y a todas las autoridades competentes en este tema.

Raquel Coba de Boyd, miembro de la agrupación Colibrí, Asociación Ecologista de Panamá, afirmó que el río David está siendo “destruido por la empresa Saltos del Francolí, que se ha valido de muchas artimañas para implantar el proyecto hidroeléctrico Los Planetas 1”.

Indicó que desde que se inició, el proyecto está destruyendo el río y avanzando, por lo que las autoridades deben actuar y vigilar que no se dañe este gran recurso que dota de agua potable a muchas comunidades.

Enfatizó que desde el mes pasado solicitaron al Gobierno que suspendiera todos los proyectos hidroeléctricos para que sean evaluados, pero sin respuesta. “¿Qué pasa con la autoridad que aún no ha suspendido los trabajos?, se preguntó.

“¿Habrá que esperar a que destruyan el río? ¿Es que acaso la razón no tiene razón?”, se cuestionan los ambientalistas.

Aseguró que a lo largo de la orilla del río David, sembraron muchos árboles y ya fueron talados por la empresa, lo cual consideran un delito y un atropello para la naturaleza.

Los integrantes de Colibrí, Asociación Ecologista de Panamá, continuarán protestando por los proyectos hidroeléctricos hasta recibir una respuesta concreta del presidente, Ricardo Martinelli, que ordene la suspensión definitiva del proyecto privado, que invade los acueductos rurales de las comunidades de Los Anastacios y Rincón Largo, proyectos de beneficio común.

Para la provincia de Chiriquí, existen más de 60 proyectos hidroeléctricos y muchos ya iniciaron su construcción.

Los ambientalistas quieren que todos sean inspeccionados, para conocer quiénes cumplen o no con la protección del medio ambiente.

Coba de Boyd dijo que al presentar sus exigencias no quieren que los engañen con palabras, porque están cansados de oír promesas y que no hagan nada, como el gobierno pasado, que dejó el ambiente con mucha depredación y abuso.

“Este gobierno prometió a la población un cambio y queremos que se cumpla, que se suspendan inmediatamente todas las construcciones de hidroeléctricas, así como las represas”, insistió. Para los ambientalistas es necesario que se revisen los estudios de impacto ambiental, así como todas las concesiones que se dieron y que según ellos han estado plagadas de ilegalidad.

Una fuente de la Autoridad Nacional del Ambiente dijo que se va a realizar una inspección en el área, en conjunto con los ambientalistas. Se trató de contactar a los responsables del proyecto Saltos del Francolí, pero fue infructuoso.

Read Full Post »

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2009/09/10/hoy/panorama/1917792.asp

POSIBLE violación de derechos humanos

CIDH investiga a Panamá

La reubicación de comunidades indígenas por la construcción de una hidroeléctrica en Bocas del Toro tiene al país sentado en el banquillo de los acusados.

JOSÉ ARCIA
jarcia@prensa.com

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió una demanda en contra del Estado panameño por presuntas violaciones de derechos humanos a indígenas ngäbe, afectados por la construcción del proyecto hidroeléctrico Chan 75, en Changuinola, Bocas del Toro.

La CIDH, en su 135 período ordinario de sesiones el pasado 5 de agosto, admitió la demanda al considerar que el Estado panameño presuntamente violó 12 artículos de la Convención Americana de los Derechos Humanos, durante el proceso de desalojo de los indígenas para la construcción del proyecto hidroeléctrico. Asimismo, por haber otorgado una concesión a la empresa AES Changuinola, que construye el proyecto, sin el “libre consentimiento” de las comunidades indígenas.

La decisión de la CIDH se da en repuesta a una demanda en contra del Estado panameño presentada en conjunto por los organismos no gubernamentales Cultural Survival, de Estados Unidos; y Alianza para la Conservación y el Desarrollo, de Panamá; en representación de las comunidades indígenas.

La demanda se basa en que los indígenas fueron desalojados de sus comunidades de manera “forzosa” y no se les permitió el “libre consentimiento” para decidir sobre la construcción del proyecto hidroeléctrico.

El pasado mes de junio, la CIDH ordenó a las autoridades panameñas suspender el proyecto como medida cautelar. Una mes antes, la Organización de las Naciones Unidas emitió un informe, en el que establece que el Estado panameño incumplió normas internacionales sobre derechos indígenas.

Al consultar a la Cancillería de la República sobre el tema, se informó que se gestionaría una versión oficial para hoy. Además, remitieron un comunicado del pasado lunes de 10 de agosto que señala, citando al canciller Juan Carlos Varela, que el Gobierno servirá de mediador entre las comunidades y la empresa.

Read Full Post »

http://burica.wordpress.com/2009/09/09/cidh-admite-demanda-de-indigenas-ngobes-ante-proyecto-hidroelectrico-chan-75/

Publicado el Septiembre 9, 2009 por Editor

CIDH admite demanda de indígenas Ngobes de Panamá afectados por el proyecto hidroeléctrico Chan 75

Burica Press – Derechos Humanos. 9.9.2009

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha admitido la demanda presentada por las comunidades Ngobes afectadas por la concesión y toma forzada de sus tierras en la cuenca del Río Changuinola en Panamá, para la construcción de la represa hidroeléctrica Chan 75. Esta obra es parte de un proyecto de generación eléctrica de la empresa AES Changuinola y el gobierno panameño que es accionista del 49% de esta corporación empresarial.

La CIDH examinó la denuncia de los peticionarios y ha aprobado el informe sobre admisibilidad No. 75/09 de acuerdo al artículo 46 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Se constituye en el caso 12,717 de la CIDH.

Valle del Río Changuinola donde habitan aproximadamente 1000 indígenas ngobes.  Sus tierras fueron concesionadas por el estado panameño sin el consentimiento libre, previo e informado.  Los ecologistas tampoco apoyan el proyecto debido a que son proyectos de alto impacto en áreas protegidas con reconocimiento internacional.Valle del Río Changuinola donde habitan aproximadamente 1000 indígenas ngobes. Sus tierras fueron concesionadas por el estado panameño sin el consentimiento libre, previo e informado para la construcción de una gran represa denominada Chan 75. Los ecologistas tampoco apoyan el proyecto debido al enorme alto impacto sobre áreas protegidas con reconocimiento internacional. Foto: Cortesía de ACD Panamá

En dos meses la CIDH debe dar su veredicto de fondo sobre esta denuncia de violación a los derechos humanos de comunidades indígenas Ngobes en Panamá y también ha indicado en su comunicación formal que pone a disposición de las partes involucradas una solución amistosa conforme al artículo 48 (1) (f) de la Convención Americana.

El 18 de junio de 2009 la CIDH otorgó medidas cautelares a favor de los miembros de las comunidades indígenas del pueblo Ngöbe, asentadas a lo largo del Río Changuinola en la provincia de Bocas del Toro, Panamá. En la solicitud de medidas cautelares se alega que en mayo de 2007 se aprobó una concesión por 20 años en un área de 6.215 hectáreas dentro del bosque protegido Palo Seco a favor de una empresa para la construcción de represas hidroeléctricas en el curso del río Teribe-Changuinola.

El informe de medidas cautelares indicó que una de las represas autorizadas para construir es Chan-75, en construcción desde enero de 2008, y que inundará el lugar donde se encuentran establecidas cuatro comunidades indígenas Ngöbes: Charco la Pava, Valle del Rey, Guayabal y Changuinola Arriba, con una población aproximada de 1.000 personas, y que otros 4.000 indígenas Ngöbes se verían asimismo afectados por su construcción. Los indígenas peticionarios alegan que las tierras afectadas por la represa forman parte de su territorio ancestral, utilizado para ejercer sus actividades tradicionales de caza y pesca.

La Comisión Interamericana consideró en junio de 2009 que correspondía otorgar medidas cautelares con el fin de evitar daños irreparables al derecho de propiedad y la seguridad del pueblo indígena Ngöbe asentado en la provincia de Bocas del Toro.

La CIDH solicitó al Estado de Panamá suspender las obras de construcción y demás actividades relacionadas con la concesión hasta tanto los órganos del sistema Interamericano de Derechos Humanos adopten una decisión definitiva sobre el asunto planteado en la Petición 286/08, en la cual se alega presuntas violaciones a los derechos consagrados en los artículos 5, 7, 8, 13, 19, 21, 23 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El Estado panameño se negó a acatar las medidas cautelares alegando debido falta del debido proceso por parte de los comisionados de la CIDH.

Asimismo, la CIDH solicitó al Estado de Panamá adoptar las medidas necesarias para garantizar la libre circulación y la vida e integridad personal de los miembros de la comunidad Ngöbe con el fin de evitar actos de violencia o medidas intimidatorias.

El Estado panameño ha alegado que se declare inadmisible la petición por cuanto no observan configuración alguna de violación a los derechos humanos y según ellos no se han agotado los recursos internos. Sin embargo, la CIDH luego de los análisis jurídicos pertinentes de las versiones de ambas partes ha decidido admitir esta demanda, ya que los argumentos del Estado panameño fueron ambiguos y no respondieron de manera directa de cómo se le ha garantizado el respeto a los derechos humanos de las poblaciones indígenas afectadas por el proyecto hidroeléctrico.

Igualmente la CIDH observa que el recurso de amparo de garantías constitucionales ante la Corte Suprema de Justicia, a favor de los Ngobes en razón de la concesión de más de 6 mil hectáreas de áreas con poblaciones indígenas no ha sido resuelto a pesar que fue interpuesto el 22 de diciembre de 2007. Esto se considera una falla denominada retardo injustificado de un proceso donde se alegan violaciones a los derechos humanos.

La CIDH incluirá el informe de admisibilidad en el Informe Anual de la Comisión a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Vea además:

CARTA INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

ADMISIÓN DE DEMANDA DE LOS NGOBES EN LA CIDH

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Read Full Post »

http://burica.wordpress.com/2009/09/03/respeto-al-pueblo-naso/

Respeto al pueblo Naso!

Publicado el Septiembre 3, 2009 por Editor

Respeto al pueblo Naso!.

Raisa Banfield*

Terminó la primera jornada del regreso de los Naso a la Catedral, su aire hacía falta en la plaza.  El aplomo, rebeldía y suavidad al tiempo de este pueblo maravilloso, enriquecen una plaza que solo puede narrar historias de luchas, derrotas y victorias.

Actos heroicos como el de hoy día, son de aquellos por los que quisiera vivir lo suficiente,  para poder narrarlos incontables veces.  Luego de 10 horas de viaje, nuestro pueblo Naso se emplaza frente a los portones, de los portones, del portón de la puerta de la presidencia; primero a puro pulmón, luego ayudados por megáfono recitan sus derechos, gritan sus agravios y  exigen que se les respete.

La dignidad de un pueblo y la humillación que experimentan, se fundieron en un solo acto:  Encadenados y parados en una pila de estiércol, se bañaron con él mientras sus carteles gritaban:  “Nos tratan como a la mierda de vaca”, ¿quién vale más: las vacas de los Guardia o el pueblo Naso? “Nos sentimos presos de la indiferencia de los gobiernos”.

Entre vergüenza y orgullo, cual testigo mudo, presencié ese acto de indignación de un pueblo excluido y despojado de su tierra, pero no de su valor, ni de su dignidad.  Sin embargo, lo más hermoso estaba todavía por suceder, hermanos gnobes y kunas se sumaron a la vigilia nocturna, que entre cantos, oraciones, palabras de solidaridad espontáneas en todas las lenguas presentes, pero a una sola voz y como  un solo pueblo pedía:  Respeto al pueblo Naso!.

*Directora del CIAM de Panamá

————————–

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2009/09/03/hoy/panorama/1910304.asp

Campamento de indígenas vuelve a la plaza Catedral

Unos 15 nasos protestaron ayer frente a la Presidencia para exigir una solución al conflicto de tierras que tienen en Bocas del Toro.

RECLAMO. El grupo llegó de Bocas del Toro. LA PRENSA/Carlos Lemos

josé arcia
jarcia@prensa.com

Los indígenas nasos volvieron a la plaza de La Independencia (Catedral) en el Casco Antiguo de San Felipe. Desde ayer instalaron su campamento para demandar del Gobierno una solución al conflicto de tierras que tienen con la empresa Ganadera Bocas, en Changuinola, Bocas del Toro.

El grupo retomó sus protestas un día después de que el viceministro de Gobierno y Justicia, Jorge Ricardo Fábrega, manifestara que el Gobierno deberá tomar una decisión en este tema y que la solución no es invadir propiedad privada.

Ayer, frente a la Presidencia de la República, los nasos derramaron estiércol de vaca y se encadenaron. De esta manera, llegan a seis meses de protestas por los desalojos que el pasado gobierno realizó en las comunidades de San San y San San Druy y en los que los agentes antimotines destruyeron casas e infraestructura comunitaria.

Eliseo Vargas, dirigente de los nasos, dijo que no han visto voluntad de los gobiernos en resolver este conflicto que tiene cuatro décadas.

Los indígenas reclaman las tierras por considerarse dueños ancestrales, mientras que Ganadera Bocas tiene un título de propiedad desde 1962, por lo que pide el desalojo de los nasos.

El sacerdote Félix De Lama cuestionó el hecho de que en el país se hable mucho de seguridad jurídica, sin embargo, los pueblos indígenas nunca han tenido esa seguridad que garantice la tenencia de la tierra.

Los nasos enviaron ayer una carta al presidente de la República, Ricardo Martinelli, en la que le piden una reunión para plantearle los detalles del problema.

Se llamó a la oficina de Relaciones Públicas del ministerio para obtener una declaración y allí indicaron que debía llamarse al viceministro directamente. Se llamó dos veces a su celular, pero no contestó y el buzón no permitía dejar mensajes.

Read Full Post »