Feeds:
Posts
Comments

Archive for October, 2010

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2010/10/31/hoy/nacionales/2388402.asp

AN SAN POND SAK, EN CHANGUINOLA, BOCAS DEL TORO

Un humedal con mil bellezas por descubrir

El sitio es ideal para el excursionista que ama la aventura sin sobresaltos. Allí puede pasear, correr, escalar o simplemente detenerse a meditar.

SERENIDAD. Las amplias extensiones acuáticas de San San Pond Sak invitan a las aves a anidar, donde también conviven el manatí y arriban las tortugas.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Pedro Rodríguez

PEDRO RODRÍGUEZ SANJUR
CHANGUINOLA, BOCAS DEL TORO

nacionales@prensa.com

Al hablar de turismo en Bocas del Toro muchas personas, incluso nativos del área, asocian la idea con el archipiélago. Pasan por sus mentes Isla Colón, Cayo Zapatilla, Carenero, Bastimentos como únicos destinos turísticos del área.

Sin embargo, en los últimos años se han venido desarrollando pequeñas experiencias de turismo en Changuinola y otros puntos de la provincia con escenarios y condiciones distintos al calor que ofrece la arena y el mar.

Algo diferente

Entre esos sitios está el humedal de San San Pond Sak, un área protegida en Bocas del Toro, única en biodiversidad, por ser santuario de especies de agua dulce y salada. Entre ellas, el característico manatí y las tortugas baulas en la playa del humedal.

Para Marck Housel, un turista estadounidense que tuvo la experiencia de conocer el humedal, le pareció excelente la experiencia y más aun, porque el tipo de turismo realizado no es el de resort ni de hotel de lujo.

El sitio es ideal para el excursionista amante de la aventura sin sobresaltos. Allí puede pasear, correr, escalar, o simplemente detenerse a observar la naturaleza y meditar en la belleza divina, dado que su principal atractivo es la paz a la que se tiene acceso en sus escenarios.

Este humedal es lo indicado para el aficionado al camping y por leña para la fogata no habrá que preocuparse. Sería un olvido imperdonable no llevar unos buenos binoculares y cámara fotográfica o filmadora para captar la flora y fauna de la región.

Humedal

Informes aportados por la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) indican que San San Pond Sak se instituyó como área protegida el 2 de agosto de 1994.

Abarca una superficie de 16 mil 987 hectáreas que incluye manglares, canales, lagunas, playas y ambientes marinos costeros de relevancia. Fue designado humedal de importancia internacional el 9 de junio de 1993 y registrado en el No. 611 en la lista de los Sitios Ramsar.

San San Pond Sak posee ambiente de humedales, tanto con influencia marina como de los ríos que lo atraviesan: Changuinola, San San y Sixaola.

Santuario

San San Pond Sak protege vitales muestras de los ecosistemas costeros, incluidas playas que sirven como lugar de anidación de tortugas marinas; y lagunas costeras y ríos que son hábitat de los manatíes, una especie amenazada, así como a numerosas aves marinas costeras.

Este humedal posee bosques inundados, matorrales y pantanos de ciperáceas. En su fauna pueden verse el tapir, jaguar, puma, manigordo, puerco de monte o pecarí, ñeque, mapache, iguana verde, loros, pericos, la paloma y el pato real. También figuran los monos araña colorado, aullador y cariblanco.

Acceso

Para llegar a esta área protegida se puede abordar el bote que va desde Changuinola hasta Isla Colón. El bote recorre el canal Changuinola, atraviesa el río y luego la laguna del mismo nombre hasta llegar a finca 44.

Otro escenario especial es el ofrecido en sendero El Sigle, en el bosque protector de Palo Seco, donde la Anam es testigo de la participación de la comunidad en el turismo de montaña.

Aquí la Anam confía en que en el futuro los moradores del área, indígenas ngäbes, se organicen y desarrollen paquetes de atención, atracción y servicios a los turistas y visitantes del citado sendero, el cual presenta características muy especiales por su fauna y flora, además de la belleza excepcional en los cursos de agua que adornan el sendero.

 

Read Full Post »

http://turismo.prensa.com/content.asp?id=99&sec=16

10/25/2010

En las entrañas del PILA

Eduardo E. Espinosa
Especial para LA PRENSA

 

img
ESPECIAL PARA PRENSA.COM/ Eduardo E. Espinosa

VOLCÁN, Chiriquí.- Veintidós años han pasado desde que se estableció el Parque Internacional La Amistad (PILA), ubicado en las tierras altas de la provincia de Chiriquí.

Se trata de una zona de gran belleza natural, rodeada de un ambiente que merece ser visitado no solo para admirarlo sino para tener presente la importancia de su conservación.

El clima y el aire que se respira, rodeado de una vegetación abundante, hacen que el viajero se olvide del bullicio de la ciudad. El trinar de las aves y los gritos de los monos aulladores invitan a quedarse en el parque para conocer los senderos con que cuenta.

22 AÑOS DE HISTORIA

El Pila es un parque transfronterizo que fue establecido en común acuerdo por los gobiernos de Panamá y Costa Rica. En total cuenta con una superficie de 567 mil 845 hectáreas.

Costa Rica creó el parque en 1982 como Parque Internacional La Amistad de Talamanca, mientras que Panamá hizo lo propio el 2 de septiembre de 1989.

En territorio panameño el parque cuenta con 207 mil hectáreas de bosques nubosos, de las cuales el 95% se encuentran en la provincia de Bocas del Toro y el 5% en la de Chiriquí.

En el Pila se encuentran múltiples especies de aves, mamíferos, insectos y anfibios. Además, desde allí nacen importantes ríos.

Damaris Sánchez, de la Fundación para el Desarrollo Integral, Comunitario y Conservación de los Ecosistemas en Panamá, explicó que el parque fue declarado por la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sitio de Patrimonio de la Humanidad. Precisamente porque su riqueza está en la abundante flora y fauna variada, comentó Sánchez.

En efecto, con el paso de los años se han hecho investigaciones en el territorio del PILA, dando como resultado el descubrimiento de nuevas especies.

Al respecto, el Museo de la Biodiversidad de Londres realizó recientemente un estudio con apoyo de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) en el que se confirmó la existencia de 3 mil nuevas especies de flora en el parque.

SENDEROS POR RECORRER

img

Pero más allá de los estudios, el PILA tiene un encanto que seduce a los visitantes: su extensa cobertura boscosa sobre montañas y macizos de la cordillera central, además de las cuencas de los ríos Teribe y Changuinola, que son las de mayor potencial hidroeléctrico de la República de Panamá.

De acuerdo con los registros oficiales, en el PILA hay 285 especies de aves (31% de las 929 registradas en el país), 81 de mamíferos, 25 de reptiles y 32 de anfibios.

Para conocer parte de la riqueza natural del lugar se hicieron senderos de corto recorrido. En la comunidad de Las Nubes, en Cerro Punta, está una de las entradas al parque.

Allí se encuentra la sede administrativa del PILA en donde también está el Centro de Visitantes, a cargo de la Anam.

Los guarda parques proporcionan información al viajero sobre los puntos más atractivos del lugar y cómo llegar a los senderos.

Entre los senderos más visitados se encuentran La Cascada, Retoño y Panamá, cuyos recorridos están bien señalizados.

RECOMENDACIONES PARA EL VIAJERO

Harmodio Cerrud, director provincial de la Anam en Chiriquí, indicó que el parque está abierto para visitantes tanto nacionales como extranjeros durante todo el año.

Sin embargo, aconsejó evitar visitarlo cuando llueve porque no se puede apreciar la belleza natural en todo su esplendor y, además, su recorrido se hace más difícil.

Para entrar el parque hay que pagar una aportación que sirve para su mantenimiento. La tarifa está fijada en $3 los extranjeros, $1.50 los nacionales y los jubilados pagan medio precio.

Cerrud recomendó que para realizar los recorridos por los senderos los visitantes pidan el apoyo de un guía que pueda explicar el tipo de vegetación y fauna que encontrarán a su paso.

En cuanto a la indumentaria, los guarda parques aconsejan el uso de ropa y calzado adecuados para zonas de clima frío y lluvioso.

Además, el viajero debe llevar agua abundante y alimentos secos. Para hacer alguno de los recorridos por el PILA se debe tener una condición física aceptable, ya que algunos recorridos presentan cierto grado de dificultad, especialmente en las zonas donde se llega a los 2 mil metros de altura sobre el nivel del mar.

 


CÓMO LLEGAR AL PILA

img

El viajero puede llegar al Parque Internacional La Amistad (PILA) desde el distrito de David, provincia de Chiriquí. Si se encuentra en la ciudad de Panamá el recorrido es el siguiente:

De ciudad de Panamá hasta David:

· Vía aérea: El viaje dura entre 45 y 50  minutos desde el aeropuerto Marcos A. Gelabert, en ciudad de Panamá, hasta el aeropuerto Enrique Malek, en la ciudad de David.

· Vía terrestre: El recorrido se hace por la vía Panamericana y dura entre seis y siete horas.

De David al PILA:

· Cuando el viajero llega a David debe seguir la carretera que conduce hacia Cerro Punta. En automóvil el viaje dura una hora aproximadamente.

· Al llegar a Cerro Punta debe dirigirse hacia la comunidad de Las Nubes (el recorrido demora unos 20 minutos), en donde encontrará la entrada del parque y la sede administrativa.

 

Read Full Post »